Aprovechando que esté blog sigue siendo un auténtico cajón de sastre, voy a aprovechar para poner un descubrimiento culinario fácil, rico y muy saludable.

Aquí se juntaron dos factores: el convencimiento de la necesidad nutricional del fósforo, lo que me llevó a cocinar unos sencillos mejillones al vapor; juntamente con un antojo que va in crescendo: las aceitunas verdes rellenas en anchoa que tomaba intermitentemente en un platito al lado de los fogones. Voilà! Nueva receta! 

A los mejillones en vapor, una vez hechos, sólo hay que añadirles el siguiente preparado compuesto por: un puñado de aceitunas verdes, aceite de oliva, sal, pimienta y el zumo de un limón. Todos estos ingredientes, cuya cantidad son al gusto, se trituran hasta conseguir una salsa grumosa que se mezcla con los mejillones cuando aún están calientes, dejando cuatro gotas del juguillo del hervido.

Qué os parece?

 

Mejillones con salsa de aceitunas

 

Anuncios