Con este post inauguro una nueva categoría que se llama “Lugares para volver” donde intentaré ir colgando esos lugares, parajes, locales y rincones que se convierten en parte de esa lista que todos elaboramos con sitios a los que, sabemos en cuanto los pisamos, nos va a apetecer mucho volver a acudir.

El primer lugar para volver se llama Koryo.

Se trata de un exquisito restaurante asiático situado en la calle Reus, cercano a la plaza Bonanova. Sirven comida japonesa y coreana. Lo hacen con esmero, delicadeza y un cariño por su gastronomía que transmiten y contagian convirtiendo la velada en un elegante viaje de los sentidos.

Este post no es sobre su cocina excelente ni sobre su historia (para ello os remito al post que le dedican en In the Mood for Food absolutamente preciso) sino sobre el maravilloso entorno que han creado para ello.

Koryo se enmarca en un rincón rústico y romántico, un espacio íntimo y cuidado hasta el detalle con mucha imaginación y mejor gusto. Dado que soy bastante profana en cuanto a cocina asiática se refiere y solo puedo decir que todo me pareció delicioso (especialmente la ternera fina a la plancha marinada con sala de soja), os dejo aquí unas imágenes de este precioso rincón de la Provenza desde el que viajar hasta una deliciosa y casera gastronomía asiática.

koryo 1koryo 2 koryo 3koryo 4IMG_1779IMG_1775

 

 

 

Anuncios