Porque la idea es buena, muy buena y lo que vende también. Es muy de agradecer que entidades y bancos como el Santander sigan ofreciendo becas a jóvenes que de otra manera no podrían ampliar sus estudios. Dicho esto, #GeneraciónEncontrada encierra en su mismo nombre una promesa, unas expectativas muy altas (por lo acertado y la misma fuerza, insisto, del naming) que después no cumple. ¿Por qué? La comunicación ha descuidado cinco aspectos que se traducen en una muerte anunciada, la primera de ellas y clave en cualquier estrategia:  dar respuesta a la necesidad real de su público.

1- ¿Qué necesita la #GeneraciónEncontrada?

Author:  www.audio-luci-store.it Title: anonima_armonisti_gruppo_001[1]La #GeneraciónEncontrada es la generación de los eternos estudiantes, que enlazan una carrera con otra, con un máster, un postgrado y una especialización y cursos de idiomas para estar preparados para un mercado laboral que no les puede absorber. No hay trabajo para perfiles tan cualificados. ¿Dar becas de estudio es una solución a este problema?

El ser becario es un mal endémico, es prácticamente la única manera de poder trabajar para muchos jóvenes que, con cerca de treinta años, sienten que su etapa estudiantil debería estar finalizada… ¡Y cuidado! No cerréis expediente académico porque entonces no podréis hacer esas prácticas que te permitirán ir tirando de tu bolsillo… ¿Ofrecer becas de tres meses a 600 euros para estar de prácticas en PYMES pone remedio a esta epidemia?

Siendo ambas becas buenas en sí mismas, no van a ayudar a encontrarse a una Generación que lo que quiere, lo que necesita y por lo que clama es un trabajo en condiciones dignas, un trabajo para el que está más que formado y más que “practicado”.

2- Un microsite vacío. Sobreventa.

Bien, vamos a generacionencontrada.com. Se han dejado tal cantidad de dinero en la campaña promocional que promete. ¡Vamos a encontrar allí una mina de oportunidades y positivismo! De nuevo, sobreventa.

Además de su programa de becas, el site (eso sí, con un diseño ágil y agradable), te permite enviar tu tweet, te muestra un vídeo motivador, recoge cuatro noticias de ejemplos de jóvenes que han encontrado su oportunidad, te invita a participar en un concurso para asistir a un encuentro TEDx en Madrid (volveremos sobre este punto) y te ofrece dos vídeos sobre cómo presentarte a una entrevista de trabajo, bastante sosos.

¿Solo eso? ¿Gastas una millonada en dar a conocer una web que parece un borrador de lo que podría ser? Hacen falta 50 testimonios, una batería de 20 vídeo-tutoriales, 100 noticias y ejemplos divididos por temática para responder a la promesa de la magnitud de la campaña.

3- El medio sí es el mensaje

La campaña forró ayer toda la prensa española. Toda. Podemos empezar objetando que los jóvenes a los que se dirige no leen la prensa. Pero quizás este gesto obedece a una estrategia de notoriedad que han conseguido, desde luego, con creces. ¿Pero qué es un banco comprando portadas en diarios que se presuponen independientes? Una provocación, una exhibición de poder sobre la opinión pública que no es precisamente una actitud muy popular, especialmente entre los más jóvenes.

4- Anuncio patrocinado en Twitter

Todos sabemos que existen los patrocinios en Twitter, igual que en Facebook. ¿Pero son efectivos? Es decir, ¿no es mejor desplegar una estrategia (medios económicos para hacerlo ha quedado claro que hay) para llegar a trending topic de un modo natural? La esencia de una red social es captar de qué está hablando la gente, imponer tu tema e invadir la página de inicio de tus usuarios viene a violar la misma esencia de la red.

5- Una campaña inclusiva con un premio excluyente

Me refiero a TEDx Gran Via, el evento de la campaña, un encuentro donde intercambiar intereses e inquietudes, sin duda interesante como todos los TEDx, muy bien pensado, un broche de oro en una buena campaña. Por participar en #GeneraciónEncontrada, el usuario puede ganar una entrada a este acto. Sólo hay un problema. Se realiza en Madrid. La decepción para los jóvenes del resto de España, que se ha ido cuajando en los anteriores puntos, desborda ya el vaso, se les invita a participar en la campaña y se les excluye automáticamente del premio, porque un viaje a Madrid, para los jóvenes de esta generación es un gasto casi de lujo por mucho que la entrada al recinto sea gratuita. ¿No habría sido mejor organizar un TEDx en cada ciudad por el mismo precio de forrar toda la prensa?

Anuncios