La ruta del Carrilet de Girona es probablemente, la ruta de cicloturismo de Cataluña por excelencia. Este itinerario transcurre por las antiguas vías del tren que unía las comarcas de la Garrotxa con la del Gironès. La línea funcionó en su totalidad (desde Olot hasta Girona) entre 1911 y 1968. Mi suegro, por cierto, me explicó que aún recuerda haber subido en uno de sus vagones estando el tren en marcha. Una de las características de este transporte era la lentitud.

Sin embargo ahora es una consagrada vía verde muy recomendable para hacer en familia, dada su facilidad y también, su belleza. Os dejo este mapa de Vies Verdes Girona donde se ve perfectamente su trazado. Aprovecho para deciros que si os interesa el tema, que Girona es una de las provincias catalanas que más oferta tiene en vías verdes y en esta web podréis ver muy bien las más conocidas con todo lujo de detalles.

www-viesverdes-cat

La ruta del Carrilet tiene una extensión total de 57 quilómetros – la mayoría de ellos no son asfaltados, pero la tierra está perfectamente acondicionada- en suave pendiente de bajada si  se sale desde Olot. Aunque hay un momento en que hace bastante cuesta y es en el Coll d’en Bas, muy cerquita aún de la capital de la Garrotxa. En el resto del recorrido, la pendiente es constante pero no excesivamente pronunciada.

La ventaja de esta ruta, además de su facilidad al ser plana y estar indicada a la perfección, es la belleza del paisaje que atraviesa y que empieza en su mismo origen, en la zona volcánica de la Garrotxa, de una gran riqueza paisajística y natural. El trazado de la ruta, se acerca en varios momentos al río Ter, dando lugar a parajes boscosos y húmedos entre los que puede verse el río y bajar hasta su orilla. A su llegada ya a Girona, la ruta cruza un paisaje completamente distinto como son el de las dehesas de Salt.

1-carrilet-olot-girona-enelsombrerodemama22-carrilet-olot-girona-enelsombrerodemama43-carrilet-olot-girona-enelsombrerodemama3

Es por este motivo y sobre todo, porque es excesivamente larga para los que vayan con niños pequeños (y de eso, de ir en bici con niños es de lo que trata este post ;)), que mi recomendación es irla haciendo a tramos, también para poderos detener ahí donde os apetezca y disfrutar del entorno que es, sin duda, privilegiado. A lo largo del recorrido, hay rótulos que indican algunos puntos de interés que requieren desviarse de la ruta pero que vale muchísimo la pena conocer.

La primera vez que la hicimos, que fue sin niños, no teníamos mucha información (por no decir ninguna… qué tiempos aquellos!) y la verdad es que ir descubriendo por ti mismo lugares nuevos, desviarte del camino donde te parece que vale la pena, en definitiva, ir a la aventura, tiene un gran encanto añadido especialmente en un paraje como el de la Garrotxa que, metas por donde te metas, no defrauda jamás. Dicho esto, para los que queréis ir sobre seguro, yo os recomendaría el Parc de la Pedra Tosca como imprescindible (a un quilómetro escaso de Olot), así como los núcleos de Amer y Anglès y alguna bajada al río, que eso a los niños siempre les encanta. La web de Vies Verdes de Girona os indica otros puntos de interés.

Y ya para acabar solo una observación. Depende del plan que lleve cada uno, pero a no ser que alquiléis la bicicleta en un establecimiento que luego os recoja en otro punto del camino, lo normal es que tenemos que volver al punto del que hemos salido. Y aunque he insistido mucho en que la pendiente es suave, es pendiente. Así que, si empezáis haciendo el camino de bajada, en el sentido Olot-Girona, tened en cuenta que, a la vuelta, eso hay que subirlo y lo que es suave pendiente, de manera muy sostenida, lleva esfuerzo y por supuesto más tiempo del que se ha empleado en hacer el mismo recorrido pero a la inversa. Sobre cuándo es más recomendable hacerla, creo que cualquier estación es buena, excepto el invierno, si es muy frío. En otoño los colores son preciosos, en primavera siempre es agradable y en verano, no hace excesivamente calor. Nosotros este agosto tuvimos que poner el jersei a los niños gran parte del camino puesto que en las zonas con sombra, que son muchas, hace mucha humedad y baja considerablemente la temperatura.

Espero que os animéis a probarla y, si lo hacéis, no dudáis en compartir qué os ha parecido! Y aquí os dejo un par de fotos de los niños, la primera es en Font Picant, donde paramos un ratito para que descansaran de la sillita y estiraran piernas y la segunda es lo que se pusieron a hacer mientras cargábamos las bicis en el portabicis.

carrilet-olot-girona-enelsombrerodemama5carrilet-olot-girona-enelsombrerodemama7

Anuncios