No tiene un nombre concreto. Siempre está relajada. Mira a su alrededor, sonriente, plácida, con los ojos ligeramente entrecerrados. Feliz, despreocupada, bajo su brillante cascarón azul. Es la tortuga tranquila, la que cada noche a la hora de acostarte, te lleva de viaje al mundo azul de los sueños.

Seguir leyendo “En mayo estrenamos la hora de la tortuga”